Off the Record

El próximo viernes se lleva a cabo la convención nacional del Partido Liberal, en la que se espera la participación virtual de más de 800 delegados de todo el país.

Serán cuatro los asuntos centrales que deberá definir la colectividad de las toldas rojas en este cónclave partidista, el primero que se realiza dentro de la emergencia sanitaria que atraviesa el país desde marzo pasado por el Covid-19.

En primer lugar, tiene que definirse la jefatura liberal y todo hace indicar que el expresidente César Gaviria será ratificado como máximo timonel rojo. Los pocos sectores que no quieren su continuidad son la minoría tanto dentro de la bancada como en los delegados. Así las cosas, el exmandatario saldrá visiblemente fortalecido del congreso partidista.

Independencia

En segundo lugar, el liberalismo debe definir cuál será su estrategia política para lo que resta del gobierno Duque. Está más que claro que la colectividad seguirá en la franja de los independientes, más aún cuando no se sabe qué pasará con Cambio Radical, que si bien ya tiene cuotas directas en el gabinete ministerial no se sabe si se convertirá oficialmente, a la luz del Estatuto de la Oposición, en un partido de la coalición gobiernista, o seguirá en la independencia pero acompañando en las votaciones al bloque gobiernista. De igual manera, es evidente que Gaviria debe empezar a señalar la ruta para las presidenciales de 2022, en donde esa colectividad ratificó que tendrá candidato propio para pelear por la sucesión de Iván Duque.

¿Centro-izquierda?

Un tercer tema es el típicamente ideológico. “Corresponde a la convención elegir dirección nacional, que puede ser única o colegiada. Pero eso no es lo más importante, debe ser la oportunidad para desempolvar su acervo ideológico de centro-izquierda, y notificarles a los colombianos que el glorioso Partido, el de las grandes transformaciones, vuelve por sus fueros. En las reuniones preparatorias, donde hago parte del comité programático, les dije, teníamos la obligación de hacer sentir el Partido en el campo ideológico, donde tiene que sacudirse y propugnar por las grandes reformas políticas que perfeccione nuestro sistema democrático, y las profundas reformas económicas para combatir la desigualdad y reducir las brechas sociales”, dijo el senador Rodrigo Villalba.

Renta básica

También es evidente que el liberalismo necesita señalar sus posturas frente a temas de primera importancia, como el plan de reactivación del país en la etapa de la pospandemia. Otro asunto clave será el relativo a los proyectos de reforma política, judicial, pensional y la laboral que ya empezaron a radicarse en el Congreso por parte del Gobierno y de otros partidos. “… El liberalismo debe convertirse en el principal impulsor de proyectos como el de la renta básica mensual, que en otros países ha tenido a las colectividades liberales como sus motores… No nos podemos dejar quitar esa bandera de la izquierda, que quiere hacer populismo con esta figura”, le dijo un parlamentario de ese partido a un periodista de el Nuevo Siglo.